Historia

La dinámica poblacional del cantón Gonzalo Pizarro está articulada al desarrollo de la Amazonía ecuatoriana, el cual tardíamente se incorporó a la vida nacional y no será hasta los años 70 que se visibilice como una región con proyección nacional por su riqueza petrolera.
La mayor parte de la población del cantón es proveniente de otras provincias en especial de Loja, Bolívar, Azuay y Carchi entre otras, a estas personas se las denominó colonos por ser parte de un grupo humano que desde los años 60 se desplegó por todo el oriente colonizando tierras (en busca del Dorado), que su- ponían estaban baldías, la motivación de los colonos para emprender este viaje estuvo sustentada principalmente en la idea de conseguir tierra para mejorar su calidad de vida, siguiendo la promesa de progreso que se decía traería el petróleo.
En 1970 se empieza a construir la carretera Quito-Lago Agrio y tras ella un grupo de pobladores en busca de fortuna se asientan en Lumbaqui, dando forma a la cabecera parroquial. El proceso de colonización estuvo caracterizado por la ocupación de las tierras y el incremento de la población que vio en este proceso la posibilidad de tener un capital simbólico. La característica principal de estos asentamientos humanos, es el ubicarse cerca de las carreteras y abrir trochas para tener fincas en las partes más boscosas o alejadas.
Una de las razones para asentarse cerca de las vías era que se los tome en cuenta como parte del personal de las empresas constructoras ó petroleras que se asentaban dentro de los límites del cantón o en sus alrededores. Gran parte de la economía de la población estaba articulada a la carretera que se convertía en el lugar propicio para la venta de productos  lo que desarrolló el sector comercial y de servicios, convirtiéndose en un punto de paso obligatorio al Oriente ecuatoriano.

El proceso de colonización de estas tierras también provocó un choque entre dos formas de ver el mundo, pues estos territorios ya eran habitados por un pueblo legendario como el Cofán con sus características y su forma de vida la cual se afectó e incluso se trastocó por el choque de estas dos civilizaciones, en este sentido la visión modernizadora del Estado trato de asimilarlos y “occidentalizarlos”, a la forma de vida mestiza provocando lo que Dussel denomina encubrimiento del otro y que consiste en anular o invisibilizar a un pueblo ó sus manifestaciones culturales:
“…los indios ven negados sus propios derechos, su propia civilización, su cultura, su mundo, sus dioses en nombre de un (dios extranjero) y de una razón moderna que ha dado a los conquistadores la legitimidad para conquistar” (Dussel; 1994: 68).

 De esta manera el colono devino en colonizador, el Estado apoyo las misiones jesuitas que llegaron al pueblo Cofán en 1602; y luego en 1929 cuando se establece la misión carmelita en San Pedro de los Cofánes, hoy Puerto Libre donde queda la comunidad de Sinangüe. Las políticas que se implementaron en este periodo iban direccionadas hacia el colono lo que provoco la anulación del pueblo Cofán en el plano de las políticas públicas en primer momento y luego una convivencia tranquila con los colonos pero sin dejar de tener la presión de los mestizos.
El pueblo Kichwa amazónico, tiene sus orígenes en el cantón desde hace 40 ó 50 años también con los procesos de colonización provenientes de Napo y Pastaza, sin embargo, este grupo étnico sigue manteniendo una serie de tradiciones y costumbres afianzados en otra visión del mundo, que también es presionada por el mundo mestizo y en este caso este grupo ha asimilado en mayor nivel los valores de occidente.
El pasado del cantón Gonzalo Pizarro, está marcado por la huella dejada por las diversas empresas que han pasado, desde la Texaco a la que muchos iban siguiendo, pasando por el OCP y en la actualidad el proyecto Coca Codo Sinclair, que ha levantado una serie de expectativas y conflictos; lo que hay que entender es que la lógica de relacionarse que han tenido muchas de las empresas que han pasado, ha sido el asistencialismo lo que ha provocado una población pasiva, que espera proyectos, asistencia e incluso la comercialización de sus productos, no en vano la idea de que el trabajo en la empresa es el mejor proyecto de vida.

Total Views: 10260 ,